Los 60 restaurantes con más lista de espera de España en 2017

 

El Celler de Can Roca vuelve a encabezar la lista de restaurantes con más lista de espera de España.

Para cenar en alguno de estos 60 restaurantes hay que esperar entre tres semanas y 11 meses. Conozca las mesas en las que hay que estar en la octava edición del «ranking» de ‘Fuera de Serie’.

Mantiene el mismo líder, hay intercambio de puestos en primeras posiciones, se registra avance de algunos restaurantes premiados en los últimos meses con estrella Michelin o en la lista global The World’s 50 Best Restaurants y, además, se constata la aparición de nuevos negocios (aperturas convertidas, en muchos casos, en formatos de moda) entre los espacios gastronómicos con más lista de espera en 2017. El Celler de Can Roca sigue siendo el número uno de este ranking de las mesas más demandadas del mercado español, que cada año elabora Fuera de Serie y que cumple su octava edición, ampliada a 60 negocios. Estos plazos dan respuesta a una cuestión: ¿cuántas semanas se requieren para hacer una reserva para dos personas un sábado por la noche? Con la información recopilada anónimamente por vía telefónica y/o mediante consulta del sistema web en dos centenares de restaurantes, se elabora esta clasificación con las 60 mesas más demandadas, que, en todo caso, plantean la lista de espera como alternativa, en muchos casos, organizada ya dentro del sistema online de reserva.

En 2017, El Celler de Can Roca vuelve a liderar el ranking. Con tres estrellas Michelin y tercero en la lista global The World’s 50 Best Restaurants, la sede de Joan, Josep y Jordi Roca abre el día 1 de cada mes, a las 00.00 horas, las reservas para dentro de 11 meses. Así, el 1 de julio será posible optar a mesas para junio de 2018. El top 4 del listado se mantiene invariable frente a años anteriores. A El Celler le siguen DiverXO (de Dabiz Muñoz), Santi Taura (donde cada otoño se abren reservas y se llenan para varios meses y que este año suma al listado su otro local, Dins) y Sant Pau (de Carme Ruscalleda). El resto del ranking se rige por un mix de razones que aúnan el efecto de distinciones y la novedad.

Así, en abril, Etxebarri pasó del décimo al sexto puesto del top 50 mundial, lo que vuelve a multiplicar la demanda de plazas en este restaurante de Bittor Arginzoniz en Atxondo (Vizcaya). Sin embargo, su plazo se acorta de cinco a cuatro meses debido a un nuevo sistema de reservas que fija en cuatro el límite máximo para optar a una mesa (lo que, además, exige la compra de un tícket de 100 euros, a descontar de la cuenta final).

Esta forma de pago de señal como garantía de una reserva opera también en DiverXO, que exige el pago de 60 euros y cuyo sistema de reservas está abierto hasta el 28 de febrero, sin que haya ninguna plaza disponible en sábado: ocho meses y dos semanas, prácticamente la misma espera que en 2016 (nueve meses) y, en todo caso, marcado por el plazo a meses vista decidido desde el espacio de Dabiz Muñoz.

Haber subido o bajado en el ranking respecto a 2016 no significa necesariamente que la espera se haya alargado o acortado. DSTAgE o Punto MX, por ejemplo, mantienen los mismos plazos aunque pierden alguna posición. El plazo para aceptar reservas fijado por un restaurante es, de hecho, el criterio que, en realidad, marca muchas de las posiciones en este ranking en cuanto a la antelación máxima necesaria para conseguir mesa en fin de semana: cuatro meses en DSTAgE (en su caso, en viernes noche, ya que cierra los sábados); dos meses en Punto MX; un mes en Mina o dos en Tickets y Bodega 1900, de Albert Adrià, en el Paralelo barcelonés, donde, en sus otros locales de Grupo elBarri (Pakta, Hoja Santa y Niño Viejo), el sistema está abierto con el mismo margen de dos meses, pero se puede encontrar silla con una antelación menor. En Enigma, su último proyecto, ahora mismo es imposible reservar. En este espacio estrenado en enero y que exige el pago de 100 euros como señal, el sistema está abierto hasta agosto, sin plaza libre.

La presencia en el top 50 y el top 100 influye en el tirón de un negocio, con una tajante novedad en 2017: Disfrutar, de Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas (Barcelona), se ha estrenado este año en el puesto 55 del Top 100, lo que puede influir, junto con el evidente tirón de estos tres exjefes de cocina de elBulli, en liderar la quinta mesa más demandada de España, con cinco meses y dos semanas de antelación para tener mesa en sábado por la noche, dentro de un sistema abierto a 180 días vista. Aparte de los citados Etxebarri y Tickets, otros locales 50 Best aumentan el plazo, incluso pese a retroceder en la lista, como Azurmendi, que, en 2017, ha pasado del puesto 16 al 38 en el top 50 global y, sin embargo, exige dos meses y tres semanas para tener mesa, frente a las seis del pasado año. En cambio, Mugaritz pasa de tres meses y tres semanas de antelación a sólo tres semanas.

Fuente: Expansión

Link: http://www.expansion.com/fueradeserie/gastro/2017/06/08/593690d9268e3e3f3e8b45ef.html?cid=SIN8901

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *